Una pequeña piedra en el camino

Estos últimos días han sido un poco duros para Raquel. Había varias cosas que se lo estaban poniendo difícil. Por un lado ha tenido el periodo, por lo que ha estado un poco más sensible y el tratamiento del fisio ha sido más molesto. Además, hay que tener en cuenta que la retención de líquidos en esos días es mayor y, por tanto, la báscula puede jugarnos una mala pasada.

Por otro lado, hemos bajado un poco la intensidad de los entrenamientos para adaptarnos a su estado de ánimo y evitar que se sintiera frustrada.

Si este Reto es un programa exigente, lo es más para una mujer por los cambios físicos y psicológicos que su cuerpo experimenta cada mes.

Por no hablar de lo difícil que es resistir la tentación de darse un capricho con el chocolate cuando tienes el ánimo por los suelos…

A pesar de todo, Raquel, en lugar de venirse abajo, se ha mantenido firme con la dieta y ha salido a hacer ejercicio con su hermana durante el fin de semana. Se ha marcado un horario para hacer los estiramientos en casa, a pesar del dolor en los talones que todavía le molesta.

Así que, sí, había una pequeña piedra en el camino, pero en lugar de tropezar, Raquel ha conseguido esquivarla y seguir hacia adelante sabiéndose casi casi invencible 😉

¡Buen trabajo Raquel!

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *