Todo sobre la fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad que afecta al 4% de la población de nuestro país. Lo que se traduce en más de un millón de personas. Los síntomas puedes ser diversos desde dificultad para dormir, dolores de cabeza hasta sensaciones de hormigueo en pies y manos. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre la fibromialgia.

1. ¿Qué es y a qué afecta?

La fibromialgia (FM) es un proceso reumático crónico caracterizado por el dolor y fatiga muscular generalizada y sensación dolorosa a la palpación en ciertos puntos predefinidos.  Estos síntomas aparecen de manera persistente sin haber un origen físico demostrable. Suele presentarse entre los 20 y 50 años de edad, aunque existen casos en niños y personas de avanzada edad, y afecta diez veces más a mujeres que hombres.

2. Causas

No se conoce que la causa, pero parece haber diversos factores implicados. Algunos individuos desarrollan la enfermedad sin causa aparente y  para otros empieza tras procesos identificables como puede ser un virus, un accidente, etc. Aunque estos no la causan parece que la despiertan. Concretamente en personas con una anomalía previa en la capacidad de respuesta a ciertos estímulos.

3. Tratamientos

No se conoce curación para esta patología, así pues el objetivo en su tratamiento irá orientado a mejorar el dolor del paciente, así como tratar los síntomas que le acompañan, con el fin de mejorar su calidad de vida.

El ejercicio físico en pacientes con FM no solo nos puede ayudar a mantener un buen estado de salud, también contribuye a disminuir el dolor.

Un plan de ejercicio aeróbico de intensidad moderada el cual incluya ejercicios de equilibrio produce los mismos efectos y adaptaciones en pacientes con FM que en pacientes sanos, sin efectos secundarios negativos para estos, así como va a ayudar al paciente a sentirse más seguro en la realización de la práctica deportiva y actividades de la vida diaria.

4. Consecuencias de la enfermedad

La inactividad por el dolor en periodos agudos así como los diferentes síndromes producidos por la patología, van a inducir a la atrofia muscular. Existen numerosos artículos que inciden en que el entrenamiento de fuerza mejora la capacidad muscular a la vez que produce una reducción muy significativa del dolor,  especialmente cuando se progresa desde intensidades bajas de fuerza. La electroestimulación puede ser un buen complemento para ello, ayudándonos a realizar trabajos más exigentes en fases avanzadas y como apoyo en fases tempranas.

Por último y no por ello menos importante, la realización de una rutina de estiramientos contribuye a reducir significativamente la rigidez y la sensación de dolor.

Todo ello, dirigido por un fisioterapeuta,  va a ayudar a un paciente con fibromialgia a mejorar su fuerza física, su resistencia aeróbica, su  estado mental, su relación con la sociedad…en definitiva, su calidad  de vida.

 

Fuente de la imagen: Pinterest

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *