La nueva Raquel

El martes pasado, en una de mis visitas a Life, me encontré con Raquel, la protagonista de El Reto Life. Hacía algún tiempo que no la veía, ya que, es el equipo de Life quien me mantiene al día de sus avances en el Reto. Al principio no la conocí y no supe que era ella hasta que escuché su voz. Pero incluso así me costó identificarla, porque era tan alegre y risueña…

Pensaréis que exagero y que intento hacer publicidad de este proyecto, pero os puedo asegurar que no es así y veréis porqué.

Empezamos a hablar y lo primero que le pregunté fue qué tal estaba. Ella me dijo que estaba contentísima y súper emocionada y yo esperaba que me contase que se veía más en forma, que había adelgazado…pero no.

Me contó que había asistido a un evento de su trabajo y que pensó que había llegado el momento de mostrar a la nueva Raquel.

Así que, sin pensarlo dos veces, se fue a la peluquería, se cortó el pelo, se maquilló para la ocasión y se puso un vestido nuevo, pero lo más importante, se llevó su nueva YO para presentársela a todo el mundo.

Las reacciones de los asistentes fueron inmediatas. Que qué guapa estás, estás radiante, no pareces la misma, vaya cara de felicidad…

Y ella me confesaba, con una sonrisa de oreja a oreja, que nunca se hubiera atrevido a hacer ese cambio si no hubiera sido por Life.

Volvió a casa con la misma ilusión con la que vuelve una quinceañera de su primera fiesta. Estaba tumbada en la cama mirando al techo, sin poder dormir, recordando todos los comentarios, las sonrisas de la gente, su asombro… Y lo mejor de todo, la mirada más especial, la de su marido.

Ver la felicidad en los ojos de quien más te quiere, es la mejor recompensa.

Y esto es así porque el mayor cambio que está experimentando es en su interior. El físico ha mejorado mucho, pero esa belleza que reside en el interior, como decía la canción, es la que se refleja en sus ojos y en su sonrisa.

Ella se ve y se siente mejor, su relación con los demás es mejor y, por tanto, su vida es mejor.

La realidad de cada persona depende de la actitud con la que afronte la vida.

 

Pues bien Raquel, yo aprovecho estas líneas para decirte que nosotros sólo te hemos ayudado a dejar salir a esa persona alegre, fuerte y luchadora que estaba un poco escondida pero que se moría de ganas por dejarse ver. Nuestra mayor recompensa es tu felicidad y he de confesar que no podríamos estar más contentos y orgullosos.

 

¡Ánimo!

 

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *