Falsas creencias sobre el azúcar y el deporte

Falsas creencias sobre el azúcar y el deporte. Cada día descubrimos nuevas técnicas para mejorar nuestro rendimiento deportivo.

Y sí, contra todo pronóstico y frente a la sabiduría popular que durante décadas afirmaba que tomar agua con azúcar después de hacer ejercicio nos ayudaría a paliar los efectos de las dolorosas agujetas, hoy tenemos muchos argumentos para demostrar que ha sido un mito del siglo pasado que no debería transcender, a las pruebas nos remitimos porque nunca funcionó.

Las agujetas provocan un dolor que podría llegar a ser intenso por un trabajo muscular excéntrico, resultan ser pequeñas roturas de las fibras musculares. La forma de evitarlas es mediante la planificación y progresión de las cargas de entrenamiento, siempre de forma progresiva, de esa forma evitaríamos la cristalización del ácido láctico que se produce como desecho metabólico al realizar un ejercicio intenso.

Circula otro falso mito sobre el azúcar antes de entrenar. La creencia reside en su ingesta antes de hacer ejercicio al realizar la asociación azúcar-energía en los músculos por el aumento del glucógeno. En realidad, debería medirse a través de la ingesta de hidratos de carbono durante la cena el día previo al entrenamiento y no en la hora previa al ejercicio. Ya que el páncreas provoca un pico de insulina que distribuye esta glucosa al torrente sanguíneo de forma masiva dejando al organismo en hipoglucemia y disminuyendo nuestro rendimiento notablemente por la fatiga que produce.

Pregúntanos, queremos ayudarte en tus entrenamientos y mediante la realización de una rutina adecuada que se adapte a tu forma física, de esta forma, te encontrarás al 100%.

FOTO Whitney Wright