"En Navidad es imposible no engordar" ¿Te suena?

“En Navidad es imposible no engordar” ¿Te suena?. Comer de más y moverse mucho menos. Esta parece ser una situación inevitable en las fiestas navideñas. Pero la Navidad no nos sirve comidas en el  plato, ni nos prohíbe practicar deporte, ni ir al gimnasio.

Pero, ¿y si te digo que ES POSIBLE hacer las paces con la comida, LLEVARSE BIEN CON ELLA e iniciarse o continuar con la práctica deportiva en esta época?.

Seguramente pienses… “Es imposible no engordar” En navidades engordo siempre” “No puedo controlarme”. Estos pensamientos te anticipan y predisponen a tu comportamiento futuro,  haciéndote sentir indefenso, víctima de las circunstancias y como si no existiera otra opción.

Es verdad que el ambiente no nos facilita la hora de cuidar nuestra alimentación. Las comidas son más frecuentes y más apetecibles que las de nuestro día a día.

no engordar

De lo que hablamos va más allá. No es hacer dieta, ni bajar de peso, si no de tener una relación sana y en paz con la comida. Y para ello necesitamos aprender a estar en una mesa llena de comida  y no volvernos  locos, pero tampoco sentirnos mal por comernos un trozo de turrón.

Se trata de aprender a comer esos alimentos más festivos, sin atracones y sin remordimiento. Y  ¿esto lo podemos APRENDER?  La respuesta es SÍ.

Podemos aprender o  seguir manteniendo nuestra rutina y hábitos saludables disfrutando de las fiestas. Lo que proponemos es un proceso que requiere de mucha práctica y paciencia.  Es aprender a entrenar circuitos neurológicos para aprender a detenernos, observar y elegir.

Lo primero que tenemos que tener claro es que en Navidad no comemos en respuesta a nuestros mecanismos de hambre y saciedad, sino porque “es la hora de comer y porque la comida está buena”.

Así que..

¿QUE OBJETIVO TENGO?

¿Tengo claro como quiero conseguir? Todo va a depender del objetivo que tú te marques, que pueda ser desde no engordar mucho, hasta intentar bajar de peso. Si tu decisión es no controlar lo que comes en Navidad, necesitas aprender a ser consecuente para no sentirte mal, porque es tu elección,  y esto es importante, porque el cerebro que regula nuestras emociones está en nuestra barriga. Es más, nuestro sistema digestivo es el segundo cerebro de nuestro cuerpo. Los atracones no solo se dan cuando te ves expuesto a alimentos intensamente apetecibles, sino que también aparecen cuando sientes malestar emocional.

 Tú eres el que decides. Generalmente, no puedes controlar lo que te ofrecen de menú o los dulces que va a haber en la mesa, pero sí puedes controlar y regular la cantidad que ingieres y que tu cuerpo realmente necesita.

Puedes elegir la cantidad (cuánto como) y bajo que emoción, disfrutando de ello y siendo consciente de que tu eres el que eliges, concentrándote en comer despacio y atendiendo a las señales que manda tu cuerpo del hambre que tiene y la cantidad real que necesita de comida.

Según el objetivo que te hayas fijado, establecerás tus para qué y las razones que te llevan a elegir, teniendo en cuenta o no, la calidad y cantidad de la alimentación, tú eres el que decide disfrutar o sentirte enfadado contigo mismo y decaído. 

TEN UN PLAN

no engordar

Es el mejor momento para que vayas  a un nutricionista, con el que puedas  diseñar un plan de alimentación adaptado a estas fiestas que te enseñe a comer bien y sano. Te recomendamos que vengas a nuestras charlas el próximo día 20 y aprendas algunos trucos para no subir de peso esta Navidad.

Las fiestas navideñas son pocos días al año y no son un buen momento para obsesionarse con comer de manera saludable. Nunca es buen momento para ello. Lo ideal, es convertir nuestra manera de alimentarnos en un hábito saludable que no nos requiera un sobreesfuerzo consiente.

¡Felices fiestas!

Leticia Cebrián, psicóloga de Life Fitness House.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *