Razones por las que deberíamos comer crucíferas

Hoy hablamos del grupo de las crucíferas, en los que se encuentran el brócoli, la coliflor, la col de bruselas, el repollo, la rúcula o los rábanos.

¿Por qué debemos comer crucíferas?

Las crucíferas son ricas en azufre orgánico, mineral constituyente de la dermis y cuya ingesta mejora la calidad de la piel, así como la evolución favorable de cicatrices, acné o lesiones cutáneas.

  • Por su capacidad antioxidante y desintoxicante es un importante aliado para compensar las épocas de dietas cargadas en azucares, grasas saturadas, conservantes o alcohol.
  • El consumo de crucíferas favorece el funcionamiento y drenaje de higado, riñón o sistema linfático, lo cual ayudará a eliminar líquido.
    Te recomendamos  que no congeles las crucíferas, ni que las tengas en ebullición al cocinarlas, ya que puede producir un descenso de la concentración de principios activos.
    Lo ideal es cocerlo al vapor poco tiempo o bien saltear con un poco de aceite de oliva; vamos, como se suele decir… Ramón Ramón. Que queden cruditas y crujientes. Uno de los mayores problemas asociados al consumo de crucíferas es el de la fermentación y gases intestinales. En este caso, te aconsejamos tomar carbón vegetal. Igualmente, es importante destacar que existe una posibilidad de reducir la capacidad de fijar el yodo por parte de la glándula tiroides ante un alto consumo de crucíferas, por lo tanto, en pacientes con hipotiroidismo no controlado, recomendamos un consumo moderado de estas verduras.
    Recordamos que una nutrición adecuada para la salud debe basarse en la inclusión de alimentos ricos en macronutrientes, pero sobre todo en micronutrientes como vitaminas, minerales, antioxidantes o enzimas, que son los encargados del correcto funcionamiento del sistema endocrino, inmunológico o emocional.
  • Ésta familia de verduras tiene grandes propiedades a la hora de regular el metabolismo de las hormonas sexuales.
  • Poseen alta riqueza en indol -3 carbinol y diindolimetano, sustancias encargadas de metabolizar el exceso de estrógenos. Esto es crucial para el hombre, pues el exceso de estrógenos puede ocasionar aumento de tamaño en la próstata, deficiencias en líbido y potencia sexual, depresión, así como un peor funcionamiento muscular o retención de líquidos y exceso de grasas. Consumirlas mejorará los niveles de testosterona y disminuirá los de estrógenos en el hombre.
  • Estas características antiestrogénicas también pueden ser muy útiles en la mujer, ya que también son muchas las patologías derivadas de un alto nivel de hormona femenina. Fibroadenomas mamarios, miomas uterinos, alteraciones del ciclo menstrual, retención de líquidos, problemas vasculares o quistes, son algunas de las patologías que pueden beneficiarse del consumo del brócoli o repollo.

cruciferas

Prevención del cáncer y modo de consumo:

Es en el caso del cáncer donde la investigación médica ha profundizado más en los últimos años. El sulforano y el indol-3 carbinol han demostrado ser sustancias con capacidad antioxidante potente, así como importantes desintoxicantes hepáticos. La investigación demuestra su capacidad para inhibir el crecimiento de determinados tumores, para favorecer la evolución, así como para prevenir su aparición. Sobre todo se ha observado su beneficio en el cáncer de mama, colon, próstata o cuello uterino.

cruciferas

Cuanto más sabemos sobre los alimentos que comemos, ¡más queremos saber!

Tranquilos, os mantendremos informados de todos los alimentos beneficiosos para nuestra salud.

¡Bon appetit!

Comments ( 1 )

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *