Una dieta adecuada es clave en el rendimiento deportivo

La importancia de la dieta.En Life E-Fitness House sabemos que te gusta hacer deporte y que además te preocupas por mantenerte sano. Son muchos los deportistas que, como tú, recurren a dietas para mejorar su estado físico y su rendimiento deportivo.

Sin embargo, en ocasiones, comenzamos dietas que nos ha recomendado algún conocido o que simplemente están de moda, sin realmente saber si se adecúan a nuestras necesidades.

Hay que tener en cuenta a la hora de elegir una dieta que cada persona tiene unas necesidades distintas y que debe guiarse por un profesional en nutrición. En Life E-Fitness House, además de ser especialistas en electro estimulación, podrás contar con los consejos de una experta nutricionista que te ayudará a conseguir tus objetivos.

Dieta equilibrada

Como norma general, toda persona que practica una actividad deportiva con regularidad debe seguir una dieta equilibrada que cubra todas sus necesidades energéticas. No hacerlo puede acarrear distintos problemas, no solo de salud, sino que puede ser el origen de muchas lesiones.

En función del tipo de deporte que uno practique y la intensidad con la que lo haga necesitará un tipo de dieta específica que te permita tener la energía suficiente para cumplir con las sesiones de ejercicio que realices y que además te ayude a recuperarte cuanto antes del esfuerzo realizado.

Pero seguir una dieta no debe suponer un esfuerzo, más bien es aplicar normas de sentido común, como comer un poco de todo y no abusar de nada. La dieta mediterránea es una de las grandes aliadas de los deportistas, con un fuerte aporte de frutas, verduras e hidratos de carbono.

Además, es importante para un deportista no saltarse ninguna comida y realizar al menos cuatro ingestas diarias, prestando una gran atención al desayuno, que debe ser una de las comidas más importantes de cada jornada, pues debería significar entre el 15 y el 25 por ciento del total de lo que debemos comer cada día. Si tenemos por costumbre desayunar muy temprano, a media mañana se puede complementar con alguna fruta para no llegar a la comida con una gran sensación de hambre.

En la comida deberíamos ingerir entre el 25 y el 35 por ciento del total de nuestra dieta diaria, mientras que la merienda tendría que cubrir al menos entre el 10 y el 15 por ciento del total, dejando el resto para la cena, que debe ser más ligera que la comida del mediodía.

Recuerda que es la dieta la que debe adaptarse a tus necesidades, y no al revés, y por eso es importante dejarse aconsejar por profesionales.

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *