Fisioterapia

La técnica de la electroestimulación se ha puesto de moda en los últimos tiempos, tanto en el ámbito deportivo, sobre todo en el fitness, como en el campo de la estética. Sus resultados son cada vez más valorados y tiene la ventaja de que puede ser utilizada por prácticamente todo el mundo de una forma sencilla, consiguiendo resultados en muy poco tiempo.

 (más…)

Durante el verano es más difícil seguir nuestra rutina de entrenamientos. Las vacaciones rompen con nuestra rutina diaria. Cuando volvemos en septiembre, tenemos que “volver a empezar“. El trabajo, los estudios, la familia… y los entrenamientos. Cuesta, lo sabemos. Por eso, en Life, queremos darte algunos consejos para volver a entrenar después del verano.

 (más…)

¡Todos los sábados por la mañana nuestros clientes Life tienes una sesión de osteopatía gratis!

Ya sabes que en Life Fitness House nos gusta que no te falte de nada. Trabajamos todos los días para ofrecerte un servicio integral que mejore tu salud y bienestar. Nos gusta cerrar los círculos. Por eso, la fisioterapia es una parte muy importante de nuestro centro. Hemos dado un paso más y hemos añadido la osteopatía a nuestros servicios. Todos los sábados por la mañana contamos con Tomas Ribera para ayudaros y enseñaros todo sobre esta disciplina. ¡Llámanos y pide tu cita!

 (más…)

Como ya sabes, desde LIFE FITNESS HOUSE queremos dar un servicio integral de bienestar a nuestros clientes. Es por eso, que hemos introducido varias novedades en nuestro servicio de fisioterapia…
¡Y estás de suerte!

 (más…)

La fibromialgia es una enfermedad que afecta al 4% de la población de nuestro país. Lo que se traduce en más de un millón de personas. Los síntomas puedes ser diversos desde dificultad para dormir, dolores de cabeza hasta sensaciones de hormigueo en pies y manos. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre la fibromialgia.

1. ¿Qué es y a qué afecta?

La fibromialgia (FM) es un proceso reumático crónico caracterizado por el dolor y fatiga muscular generalizada y sensación dolorosa a la palpación en ciertos puntos predefinidos.  Estos síntomas aparecen de manera persistente sin haber un origen físico demostrable. Suele presentarse entre los 20 y 50 años de edad, aunque existen casos en niños y personas de avanzada edad, y afecta diez veces más a mujeres que hombres.

2. Causas

No se conoce que la causa, pero parece haber diversos factores implicados. Algunos individuos desarrollan la enfermedad sin causa aparente y  para otros empieza tras procesos identificables como puede ser un virus, un accidente, etc. Aunque estos no la causan parece que la despiertan. Concretamente en personas con una anomalía previa en la capacidad de respuesta a ciertos estímulos.

3. Tratamientos

No se conoce curación para esta patología, así pues el objetivo en su tratamiento irá orientado a mejorar el dolor del paciente, así como tratar los síntomas que le acompañan, con el fin de mejorar su calidad de vida.

El ejercicio físico en pacientes con FM no solo nos puede ayudar a mantener un buen estado de salud, también contribuye a disminuir el dolor.

Un plan de ejercicio aeróbico de intensidad moderada el cual incluya ejercicios de equilibrio produce los mismos efectos y adaptaciones en pacientes con FM que en pacientes sanos, sin efectos secundarios negativos para estos, así como va a ayudar al paciente a sentirse más seguro en la realización de la práctica deportiva y actividades de la vida diaria.

4. Consecuencias de la enfermedad

La inactividad por el dolor en periodos agudos así como los diferentes síndromes producidos por la patología, van a inducir a la atrofia muscular. Existen numerosos artículos que inciden en que el entrenamiento de fuerza mejora la capacidad muscular a la vez que produce una reducción muy significativa del dolor,  especialmente cuando se progresa desde intensidades bajas de fuerza. La electroestimulación puede ser un buen complemento para ello, ayudándonos a realizar trabajos más exigentes en fases avanzadas y como apoyo en fases tempranas.

Por último y no por ello menos importante, la realización de una rutina de estiramientos contribuye a reducir significativamente la rigidez y la sensación de dolor.

Todo ello, dirigido por un fisioterapeuta,  va a ayudar a un paciente con fibromialgia a mejorar su fuerza física, su resistencia aeróbica, su  estado mental, su relación con la sociedad…en definitiva, su calidad  de vida.

 

Fuente de la imagen: Pinterest

La cefalea es un síntoma que hace referencia al dolor o molestia localizada en cualquier parte de la cabeza, también llamado comúnmente dolor de cabeza.

Dentro de la multitud de cefaleas que existen, la Sociedad Internacional de la Cafalea (IHS, Interational Headache Society) las divide en dos grandes grupos: Las secundarias, de carácter grave, las cuales pueden deberse a una enfermedad subyacente como una hemorragia cerebral, una meningitis o un traumatismo craneal; y las primarias, las cuales suponen más de un 90% de las consultas por cefalea, de carácter benigno.

Una de las causas asociadas al dolor de cabeza, dentro de la amplia clasificación de la IHS, son los trastornos del cuello, que constituyen alrededor del 15-20% de las cefaleas crónicas y recurrentes. Éstas reciben el nombre de cefaleas cervicogénicas.

Si usted padece cefalea junto a:

  • Dolor en el cuello o la parte posterior del cráneo, el cual puede proyectarse hacia el ojo y la frente

  • Dolor que se agrava por ciertos movimientos o posiciones mantenidas del cuello

Y además presenta uno o más de los siguientes signos:

  • Limitación en la movilidad del cuello

  • Contracturas o aumento de la tensión de la musculatura cervical

  • Dolor a la palpación de los músculos cervicales

Sus dolores de cabeza podrían tener un origen cervical y podrían ser resueltos de manera efectiva y profesional en un plazo de 1 a 3 meses. Así como si usted padece de migraña o cefalea tensional, la sintomatología puede ser aliviada desde un punto de vista físico, no químico.

Existe una alternativa a los analgésicos, y una solución a sus problemas. FISIOTERAPIA.

La electro estimulación viene utilizándose por deportistas de distintas disciplinas desde hace mucho tiempo. Desde un primer momento sus enormes ventajas fueron enfocadas a la recuperación de lesiones.

Hoy en día, sin embargo, la electro estimulación se ha perfeccionado y los modernos equipos que están en el mercado son de gran ayuda a los deportistas y les permiten no solo recuperar lesiones. A través de la electro estimulación un deportista puede eliminar la grasa corporal de una forma más rápida, prevenir lesiones, aumentar su masa muscular y, además, mejorar su rendimiento.

¿Por qué podemos recuperar una lesión muscular con electro estimulación?

Desde hace muchos años la electro estimulación ha ayudado a recuperarse a los deportistas después de una lesión en la que, por la inactividad, han perdido gran parte de su masa muscular por la atrofia del músculo al no utilizarse durante el periodo de convalecencia, y que deben recuperar antes de la vuelta a la práctica deportiva.

Hay grupos musculares, denominados dinámicos, que sufren un rápido atrofiamiento a partir de las tres semanas si dejan de realizar su función. Recuperarlos suele ser un proceso lento que puede exigir un gran esfuerzo, y ahí es donde interviene la electro estimulación, que avanza el tiempo de recuperación y reduce el esfuerzo.

La electro estimulación facilita el comenzar a recuperar una lesión mucho antes, pues permite trabajar la musculatura de manera estática, incluso cuando el deportista todavía no puede siquiera caminar. Así se consigue evitar o reducir la aparición de la atrofia muscular y volver a la práctica deportiva mucho antes que si no utilizáramos la electro estimulación.

Las sesiones necesarias de electro estimulación cuando se utiliza para recuperar una lesión las debe definir siempre un fisioterapeuta, que es el profesional que mejor sabe qué necesitan nuestros músculos para volver a su estado normal de antes de la lesión. Él será el que debe calibrar sobre qué grupos musculares hay que actuar, el tiempo y la intensidad.