4 factores que pueden debilitar el suelo pélvico y cómo solucionarlo

El periné o más conocido como suelo pélvico es un conjunto de músculos cuya función es sostener la porción inferior abdominal, así como servir de apoyo a la vejiga, el útero y parte del intestino. La debilidad de esta musculatura puede causar:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: escape de orina de la vejiga durante la actividad física o esfuerzo.
  • Cistocele: descenso de la vejiga debido a la debilidad de la pared entre la vejiga y la vagina.
  • Rectocele: descenso del recto debido a la debilidad de la pared entre el recto y la vagina.
  • Prolapsos genitales: descenso de las paredes vaginales.
  • Disfunciones sexuales: dolores, disminución de la sensibilidad…

La musculatura del periné puede verse debilitada o lesionada por diferentes factores:

  • Durante el embarazo: Debido al peso del útero y el efecto relajador de las hormonas.
  • En el parto: En el periodo de expulsión se provocan lesiones músculo-aponeuróticas y neurológicas-perineales.
  • En post-menopáusicas: La falta de estrógenos producen pérdida de tonicidad y flacidez.
  • Otros factores: intervenciones quirúrgicas (en el periné), obesidad, estreñimiento, tos crónica debida al tabaco, deportistas, cantantes, músicos de instrumentos de viento…

El entrenamiento de la musculatura del periné o suelo pélvico puede evitar dificultades como las nombradas. Al no trabajarse de manera natural en nuestra vida diaria, el entrenamiento voluntario conlleva mayor importancia.

La consciencia sobre la musculatura pélvica es un principio para poder aislar contracciones innecesarias y aumentar el tono muscular de dicha zona. Si se siente molestias en la zona abdominal o lumbar es posible que las contracciones no se estén produciendo de forma correcta.

Realizar mayor carga de entrenamiento del recomendado puede no tener ningún efecto, debido a la fatiga muscular. Para ello es importante el número de ejercicios, repeticiones, recuperaciones y descansos.

Hay diferentes métodos para fortalecer el suelo pélvico como los ejercicios de Kegel o realizar abdominales hipopresivos.

Cómo encontrar los músculos correctos

Un ejercicio de Kegel es como fingir que tienes que orinar y luego contenerse. Relaja y aprieta los músculos que controlan el flujo de orina. Es importante encontrar los músculos correctos que vas a apretar.

La próxima vez que tengas que orinar, arranca y luego para. Siente los músculos de la vagina (para las mujeres), la vejiga o el ano ponerse firmes y desplazarse hacia arriba. Éstos son los músculos del suelo pélvico. Si los sientes firmes, has hecho el ejercicio correctamente.

 

Abdominales hipopresivos

Para realizar los ejercicios conviene estar en apnea espiratoria, expulsar el aire y hacer los ejercicios sin aire en los pulmones, pues así se consigue una importante disminución de la presión intraabdominal y se reduce más eficazmente el perímetro de la cintura ya que el diafragma torácico está relajado y elevado. Al hacer los ejercicios en apnea conviene tener en cuenta que pueden ser problemáticos para personas hipertensas.

 

 

 

 

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *